viernes, 5 de julio de 2013

Cupcakes de vainilla

Hola a todas!!!!

Bueno recién caigo en cuenta que ya llevo un año desde que reabrí el blog! y yo acá sin siquiera darme cuenta de en qué momomento llegamos a julio!? :O este año va mucho más rápido de lo que cualquiera podría imaginar, en enero estaba con Ser en la playa (creo que les dije que vino a visitarme en enero :D) viendo lapas y guacamayas y paseando entre los bosques tropicales de mi país, y en un parpadeo era marzo y cada uno en su casa, en su país, yo ansiando conseguirme un pasaje para ir de visita cuanto antes y empezando las clases, y en otro parpadeo estamos en julio! a una semana de estar cerca suyo de nuevo, con un año de mi maravilloso blog (que en realidad lo más maravilloso es que ustedes lo leen) y ya salí de clases.

En fin, les quería comentar, no sé si a ustedes les pasa (por favor si a alguien más le pasa no dude en comentarlo porque a veces siento que soy la única) que cuando entro en periodos de gran estrés tengo que hacer algo con mis manos que produzca comida o algo para estripar o usar (dígase cocinar, tejer un amigurumi regordete o aunque sea un par de calentadores de manos), y hace unas dos o tres semanas tuve lo que en inglés se llama "meltdown" que es básicamente una crisis existencial y simplemente no podía hacer nada de la U, así que tomé una hora de esa terrible semana y me hice unos cupcakes (luego ni quería comerlos de tanto estrés u.u así que los regalé :D lo bueno es que a todos les gustaron :) así que esta receta está super recomendada!)


En realidad como me propuse que sería solo una hora entonces decidí no hacerles demasiada decoración, pero de la decoración hablaremos en un momento! Vamos primero con la receta, la saqué del mismo libro del que saqué los cupcakes de chocolate, Cupcakes (Marcela Capó); son los llamados Mantecados:

Ingredientes:
- 200g de mantequilla a temperatura ambiente
- 250g de azúcar común (maso menos 1 1/2 tazas)
- 4 yemas
- 300g de harina leudante /maso menos son 2 1/2 tazas de harina, tal vez 1/4 más) --> Si les pasa como a mi (jamás he visto la harina leudante en mi país) entonces tomen nota de esto: por cada 225g de harina se agragan 2 CUCHARADITAS de polvo de hornear
- 4 claras batidas a punto de nieve
- 1 cucharadita de esencia de vainilla

Procedimiento:

1- Batir  claras en un recipiente y reservar
2 - Batir mantequilla y azúcar hasta cremar
3 - Agregar las yemas y la vainilla a la crema de mantequilla y azúcar, NO dejen de batir!
4 - Agregar de forma intercalada la harina y las claras (si usan polvo de hornear acá también lo agregan)
5 - Mezclar de forma envolvente, normalmente uso la batidora en velocidad suave, pero también lo he hecho a mano con una espátula
6 - Preparen la bandeja donde van sus cupcakes y agreguen la masa, procuren llenar sólo 3/4 del moldecito
7 - Hornear: el libro recomienda 25min a temperatura moderada, yo los hago a 200°C y depende del tamaño del cupcake así dura cocinando; para estar seguras esperen unos 15 ó 20min y los pinchan con un tenedor o un palito de dientes, si sale limpio están listas para sacarlos! :D

Notas!: si usan moldes de silicón, les recomiendo pasarles una pizca de aceite (preferiblemente en areosol que luego esparcen con una servilleta) y no se les pegan ni un poquito, de hecho cuando los hago en silicón y están listos me doy cuenta porque cuando los pincho sale el cupcake enterito del molde como diciendo "cómeme ya". Si usan moldecitos de papel, recuerden que es preferible que los pongan en una bandeja de metal con la forma del cupcake, pero pueden poner varios papelitos juntos si no tienen de estas bandejitas, con unos 3 debería ser suficiente para soportar el peso del cupcake.



Como pueden ver hice de dos tamaños, de los típicos cupcakes medianos que solemos comer en todos lados y encontrar en cualquier lugar, y los mini cupcakes! que parece que ahora se están poniendo de moda. A estos mini cupcakes no los decoré (creo que en la foto se ven un poco más grandes de lo que realmente son) porque al menos con dos mordidas mías fue más que suficiente para comerlos y ponerles decoración implicaría que sería difícil movilizarlos (para este momento ya sabía que iba a teminar regalándolos)

Para la decoración, es la decoración más simple que se me ocurrió y que he hecho en realidad, lo único fue pasarles un poco de dulce de leche y les puse una de esas cerecitas que venden en tarritos pequeños de conserva :) le añade un toque especial. Aunque me pareció que capaz y desentonaba un poquitíto! pero igual se ve rico :)


La verdad es el de la izquierda se ve torcido porque por algún motivo que sigo sin conocer, ese lado de la bandejita quedó torcida, pero bueno, le dio un toque de "meltdown" jeje al final en realidad sólo decoré estos tres, no todas las personas a las que les regalé comían dulce de leche así que decidí solo decorar los que realmente sabía que iban a querer, y como los entregué individualmente :) no hubo problemas de nada! Los regalé a diferentes profesores de la escuela, algunos que me dan clases, otros que me dieron clases, otros para los que trabajé de asistente, ¿porqué a mis compañeros no? bueno, ellos no estaban ese día que fui a la U.

Espero que les guste! a mi me encantan, en realidad ahora que recuerdo sí me comí uno! pero sin decoración, me lo comí al día siguiente en la clase de hidrogeología (es que era de 1 a 4 y como nos dan recreo aproveché :D)

Nos vemos la próxima!